Excelente estudio sobre hallazgos de colecciones textiles del Imperio Incaico. Arica, Chile

LOS TEXTILES EN EL CONTEXTO MULTIÉTNICO DEL PERÍODO TARDÍO EN ARICA, CHILE

SIMPOSIO ARICA PASADO Y PRESENTE, UNA VISIÓN ANTROPOLÓGICA MULTIDISCIPLINARIA.

Gabriela Carmona S.*

A partir de los últimos estudios realizados sobre las colecciones textiles rescatadas de dos sitios arqueológicos del período Tardío del área de Arica; Camarones 9 y Azapa 15, y su contrastación con las evidencias etnohistóricas y de otros materiales arqueológicos, se discuten las formas en que se manifiesta la diversidad cultural en los materiales textiles; cómo operan los procesos de identificación étnica; cuáles son los patrones de diferenciación utilizados en las prendas textiles incaicas y cómo su caracterización nos puede ayudar a aislar otros segmentos culturales presentes en el período Tardío en el extremo norte de Chile. Asimismo se analiza el rol de las prendas textiles como elementos diferenciadores de etnicidad y se evalúa su utilidad como una fuente de información para contribuir a esclarecer el problema de multietnicidad en el territorio ariqueño antes y durante el dominio del Imperio incaico.

Palabras claves: Textiles, multietnicidad, influencia incaica.

En esta ponencia se intenta realizar una reevaluación de los sitios del área de Arica del período Tardío, Cam-9, ubicado en la costa, y Az-15 del valle, con relación a los materiales textiles y su implicancia en la diferenciación entre los distintos grupos que habitaban el área.

Los Materiales Estudiados

Los materiales estudiados fueron 149 piezas textiles pertenecientes a la colección del Camarones-9 y 174 piezas textiles de Azapa-15. Se estudiaron principalmente las formas textiles de camisas, bolsas de uso agrícola, bolsas “chuspas” y gorros.

Los textiles de ambos sitios están inventariados y han sido registrados en fichas. Además se examinaron otras piezas textiles como material de comparación y referencia, provenientes principalmente de los sitios Plm-3, Plm-4, Plm-6, Az-6, depositadas en el Museo Regional de San Miguel de Azapa.

De acuerdo al análisis de las piezas, realizado a través del proyecto de investigación, se establecieron clasificaciones de las camisas, bolsas y gorros de los sitios Cam-9 y Az-15.

Camisas

Con relación a las camisas, su clasificación se realizó considerando solamente piezas completas, las que sumaron 42, 34 pertenecientes a Cam-9 y ocho a Az-15. De acuerdo a la composición espacial y de diseño, se identificaron siete grupos de camisas (Figura 1), cada uno con variaciones o subgrupos2:

Grupo n° 1, lo conforman las camisas de fondo liso, sin decoración (11 piezas de Cam-9).
Grupo n° 2, las camisas de fondo liso con listado liso, que presenta tres subgrupos (cuatro piezas, dos de Cam-9 y dos de Az-15).
Grupo n° 3, camisas de fondo liso con listado decorado, con un subgrupo (una pieza de Az-15).
Grupo n° 4, camisas con efecto decorativo, con cuatro subgrupos (cuatro piezas, dos de Cam-9 y dos de Az-15).
Grupo n° 5, camisas de fondo listado, con cuatro subgrupos (16 piezas, 14 de Cam-9 y dos de Az-15).
Grupo n° 6, camisas de composición de figura y fondo listados, con un subgrupo (dos piezas de Cam-9).
Grupo n° 7, camisas en el sentido horizontal, con tres subgrupos (tres piezas, dos de Cam-9 y una de Az-15).

Figura 1. Tipos de camisas de los sitios Cam-9 y Az-15.

En términos generales, y pese a la desigualdad en el número de camisas analizadas por sitio, se puede establecer que en sus aspectos técnicos y estéticos ambos sitios presentan camisas bastante similares predominan las camisas de forma rectangular, seguidas por la cuadrada y sólo una de forma trapezoidal, la técnica faz de urdimbre y la utilización de colores naturales. Las terminaciones de las uniones laterales en su mayoría se realizaron con puntada espina de pescado, encandelillado y puntada en ocho en zigzag, muy pocas camisas poseen terminaciones notables en la abertura del cuello o brazos. En cuanto a su decoración, la mayoría son listadas o lisas en colores naturales (Ulloa 1982a). Se distingue que muchas piezas fueron reutilizadas.

Bolsas

Con respecto a la clasificación de las 171 bolsas, 70 de Cam-9 y 101 de Az-15, éstas presentan 20 grupos  cada uno con subgrupos, según la composición espacial de la decoración en la superficie de las piezas

Figura 2. Grupos de bolsas de los sitios Cam-9 y Az-15.


Figura 3. Grupos de bolsas de los sitios Cam-9 y Az-15.



Figura 4. Grupos de bolsas de los sitios Cam-9 y Az-15.

Los motivos decorativos también se clasificaron según la composición de los diseños, donde se reconocieron seis grandes categorías (ver figura 5), cada una con variantes de motivos:

Grupo n° 10 Diseños en listado central (32 subgrupos).
Grupo n° 20 Diseño en listado de las pampas (24 subgrupos).
Grupo n° 30 Diseño en listado de rebordes (11 subgrupos).
Grupo n° 40 Diseños de rapport continuo (20 subgrupos).
Grupo n° 50 Composición de diseño en toda la pieza (cuatro subgrupos).
Grupo n° 60 Efectos decorativos (un subgrupo).

Figuras 5. Grupos de bolsas clasificadas según su decoración.

En términos generales, se aprecian mayores refuerzos en los bordes y orillas con festón anillado simple. Se observan muchas piezas que presentan asas muy gruesas, tejidas a telar con diseños geométricos en franjas horizontales (Ulloa 1982a).

El contenido de las bolsas chuspas se amplía desde hojas de coca a plumas, pelos, palomitas de maíz y otros, en el Tardío (Agüero y Horta 1997).

En relación a su decoración: Disminuye la variedad de motivos decorativos, con respecto del período Intermedio Tardío, desaparecen motivos y se introducen otros, entre los cuales se destacan los motivos geométricos como los “Hexágonos concéntricos”, “Rombos concéntricos”, “Rombos centrales con silueta de rombos escalerados”, “Rombos con punto central en sucesión vertical” y “Reloj de arena”.

Se privilegia la ornamentación con listados (Ulloa 1982a). Se reduce la variedad y cantidad de técnicas utilizadas para lograr los motivos decorativos. Desaparece la técnica textil de doble faz (Ulloa 1982a). Disminuyen los colores teñidos especialmente los verdes y azules, sólo se mantienen los tonos rojos y anaranjados. Se usan preferentemente los colores naturales de la lana de camélidos. (Ulloa 1982a).

Gorros

De los 16 ejemplares de gorros, tres provienen de Cam-9 y 13 de Az-15; desde el punto de vista formal se reconocieron cuatro grupos (Figura 6): tipo fez, tipo fez con plumas, hemisférico con plumas y pasamontañas o chullo. Según la composición espacial y diseño se identificaron cuatro grupos.

Figura 6. Grupos de gorros identificados en los sitios Cam-9 y Az-15.

Desafortunadamente, la muestra total de gorros es muy reducida, lo que imposibilita establecer generalizaciones. El gorro tipo fez se ha reconocido como una pieza común en contextos funerarios tardíos de Arica y extremo norte de Chile (Berenguer 1993).

Además de estas características particulares de cada forma textil, en el período Tardío desaparecen algunas formas gradualmente, destacándose el caso de las inkuñas y las bolsas fajas, a su vez, también surgen nuevas formas como los saquitos y las llijllas o mantas, identificadas en el sitio Camarones-9. Y aumenta la frecuencia de uso de talegas.

Un aporte importante de la investigación realizada fue la identificación de una prenda textil característica de la época incaica: las mantas o llijllas cubriendo los cuerpos de los individuos del cementerio Cam-9. Se analizaron 27 mantas, 21 asociadas a individuos de sexo masculino y sólo seis a individuos de sexo femenino. Presentan muchas reparaciones, debido al uso intensivo de las prendas, las que no sólo cumplían funciones rituales, sino que también eran utilizadas para cargar y transportar objetos y como abrigo.

Conclusiones

1. A través de este análisis se puede confirmar que existían distintas normas de composición y motivos decorativos particulares que identificaban a diversos lugares y etnias que pertenecían al Imperio Incaico. Si comparamos las prendas textiles encontradas en los sitios estudiados con los tejidos inca “imperiales”, vemos que existen grandes diferencias. Los escasos hallazgos de tejidos finos o cumbi en los sitios del área de Arica se interpretan como testimonios de soberanía por parte de personeros del Imperio Inca en las áreas más lejanas o de importancia estratégica como el litoral.
2. Al no encontrarse grandes diferencias entre los tejidos provenientes de Camarones-9 y Azapa-15, creemos que se da una estandarización en las prendas usadas por las poblaciones del período Tardío, por cuanto todavía no se puede establecer cuáles son los indicadores que pueden identificar a los distintos grupos altiplánicos. O bien esto nos estaría indicando que se trataba de un mismo grupo con mayor incidencia en el área. Sin embargo, existen diferencias en relación a la frecuencia de materiales; se encontraron más gorros en Az-15, más camisas y cantidad de reparaciones en Cam-9, lo que bien podría deberse a sesgos de información.
3. A través de los materiales textiles, podemos señalar que la influencia inca se manifestaría de forma diferencial en las prendas analizadas, y predominantemente se evidenciaría un predominio de tejidos de rasgos altiplánicos. En el caso de las camisas con listados verticales, propias del Tardío, creemos que tenían una dispersión espacial más amplia representando una influencia altiplánica en varias zonas del territorio del Collasuyu. Además se privilegiaban las técnicas de faz de urdimbre para lograr los listados verticales.
4. Los rasgos que permanecen sin variaciones desde el período Intermedio Tardío al Tardío son las técnicas estructurales de elaboración de los textiles. Lo que indica que las poblaciones locales siguen produciendo sus propios tejidos.
5. Las formas textiles que se mantienen sin grandes cambios son las asociadas a labores domésticas, como los sacos, bolsas agrícolas o talegas y wayuñas. El aumento del uso de las talegas tal vez nos estaría indicando una producción agrícola mayor, debido a las exigencias de obtener mayores excedentes.
6. Las formas que están vinculadas a ceremonias y celebraciones especiales, como las bolsas chuspas, cambian profundamente en su estilo decorativo o simplemente desaparecen a raíz de la influencia incaica que gradualmente impone sus cánones de diseño y ornamentación.
7. La presencia de reparaciones, evidencias de reutilizaciones y la poca prolijidad técnica y estética, en gran cantidad de tejidos, podría indicar que la materia prima es escasa. Se presentan algunos tejidos de factura local con reparaciones que imitan la usanza inca. Ej: las bolsas chuspas con asas tejidas a telar, con motivos geométricos cosidos. Creemos que este tipo de tejidos podría constituir el tejido altiplánico, el que no se identifica claramente, tal vez porque combina los elementos locales con los adquiridos por sus contactos con los incas.
8. Creemos que el período Tardío en Arica se caracteriza por un cambio en la producción textil local, que va acompañada de un empobrecimiento de expresión decorativa y pérdida de identidad en sus materiales, los que son reparados y reutilizados; creemos que esto se debe al influjo del dominio de las poblaciones altiplánicas, las cuales privilegiaban la explotación de los recursos del área para integrar el sistema de redistribución e intercambio que imponía la dominación incaica.
9. En relación a los textiles del período Intermedio Tardío, éstos denotan la pertenencia a un grupo cultural relativamente homogéneo. A diferencia de los del período Tardío, que estarían indicando la confluencia de distintos grupos o etnias, lo que dificulta la caracterización de los patrones netamente incaicos y los de los grupos altiplánicos.
10. Faltan mayores antecedentes sobre las relaciones del área de Arica con los valles del sur del Perú, para presentar un panorama más amplio en cuanto a la interacción cultural de los grupos asentados en los valles occidentales. Los estudios sobre el valle de Osmore, distante unos 200 km al norte del valle de Azapa, han revelado que los estilos cerámicos y textiles presentan muchas semejanzas con los hallados en los contextos funerarios del norte de Chile en el período post-Tiwanaku, hacia el 1.000 d.C. Sin embargo, no concuerdan las secuencias cronológicas de ambos valles (Cassman 1997).

Asimismo es necesario integrar la información del valle de Lluta, para este mismo período, correlacionando la información de sus materiales textiles.

2004, Chungara, Revista de Antropología Chilena

* Corporación Museo Fonck. 4 Norte 784, casilla 951, Viña del Mar. contacto@museofonck.cl

Anuncios

~ por chulavistadigital en 27 marzo 2009.

Una respuesta to “Excelente estudio sobre hallazgos de colecciones textiles del Imperio Incaico. Arica, Chile”

  1. que mal no le entiendo nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: