La industria de la moda en Argentina hoy


El desplome financiero del 2002, más la devaluación de la moneda local, revitalizaron la industria textil local. Con precios competitivos y diseñadores talentosos, las tiendas de moda se convirtieron en la vitrina de América Latina.

Con precios competitivos y diseñadores talentosos, las tiendas de moda de Argentina se convirtieron en los últimos años en la vitrina de América Latina. Y el resultado no podría haber sido mejor.

No sólo se multiplicaron las exportaciones, sino que además los turistas que llegan a Argentina, un destino barato luego de una profunda crisis económica del 2002, se van con las maletas repletas tras recorrer los centros de compras de Buenos Aires.

Argentina es el ‘shopping’ de Latinoamérica sin lugar a dudas. (…) Argentina en los últimos siete años tuvo el mayor crecimiento de su historia en lo que a moda y marcas se refiere,” dijo a Emiliano Fitá, Presidente Ejecutivo de la tienda de modas Wanama.

El desplome financiero del 2002, más la devaluación de la moneda local, volvió imposible importar muchos productos, lo que revitalizó la industria textil local.

Al mismo tiempo, los precios de los productos locales se tornaron competitivos en los mercados internacionales, lo que empujó a muchos diseñadores a exportar sus marcas e incluso a instalar tiendas en otros países.

Wanama es uno de tantos ejemplos de la explosión de la industria de la moda en Argentina: instaló su primera tienda en Buenos Aires en diciembre del 2001, en plena crisis. Y ahora, tras la fuerte recuperación de la economía, tiene más de 200 locales en el país y otras naciones de la región.

Cuando hizo el rebote la economía nosotros estábamos impecables como para seguir. El turismo ayudó mucho, los precios eran muy competitivos y eso nos hizo crecer muy rápido. No sólo a nosotros, toda la industria,” explicó Fitá.

En el mercado local, las ventas en los centros comerciales, que en un 50 por ciento son calzados y ropa, se dispararon desde el 2002. En julio de este año crecieron un 18 por ciento interanual a 669,8 millones de pesos, unos 218,2 millones de dólares.

En tanto, las exportaciones de prendas de vestir y calzado se triplicaron desde el 2002 y llegaron a 121,7 millones de dólares, según la Asociación Latinoamericana de Integración.

¿Crisis, qué crisis? “Todo el mundo dice ‘crisis’. Yo tendría que decir ‘crisis, ¿ qué crisis’?,” dijo Sarkany, dueño de la cadena de tiendas de zapatos que lleva su nombre y que saltó a tener 130 locales en Argentina y en muchas de las ciudades de América Latina.

Además de las compras de turistas y de las exportaciones, el negocio floreció gracias al crecimiento de las compras en el mercado doméstico, a medida que la economía se recuperaba.

La industria local logró captar al “consumidor argentino que antes compraba en el exterior porque le resultaba más barato pagarse el pasaje y comprarse dos pares de zapatos afuera que comprarse acá” y al que “se le cortaron inmediatamente todas las importaciones de productos,” dijo Sarkany.

Pero no se trata sólo de precios bajos. Con la creciente inflación, los valores ya no son tan convenientes, pero la moda argentina sigue atrayendo a los latinoamericanos.

La ropa acá es clásica, internacional, a nivel europeo, y todavía está barato” dijo Dino Pirito, un turista de Brasil, mientras recorría junto a su esposa un centro de compras de la ciudad de Buenos Aires, ambos cargados de bolsas.

El auge de la moda impulsó la realización de la semana de la moda en Buenos Aires, como en las grandes ciudades del mundo, donde firmas comerciales y diseñadores adelantan sus colecciones.

El BAFWeek (semana de la moda) es el lugar de la presentación social de una marca en el mercado y el lanzamiento de la colección en el mercado. Es el lugar para mostrarse, están todos acá, está la prensa, están los compradores, están los clientes,” dijo Fitá luego del desfile de su marca.

Perspectivas. Aunque la conquista del mercado latinoamericano está consolidada, muchas empresas están expectantes ante las señales de desaceleración que muestra la economía argentina en los últimos meses.

Creo que la torta se fue agrandando, fue creciendo, pero estamos llegando al momento en que la torta no sigue creciendo de la misma manera y me parece que va a ser la guerra por agrandar los pedazos de esa torta. Ahora se viene, me parece, esa etapa en el negocio de la moda argentina,” dijo Fitá.

La economía argentina creció a una tasa superior al 8,5 por ciento en los últimos cinco años, en buena medida apoyada en el consumo doméstico. Pero un conflicto entre el Gobierno y el sector agropecuario enfrió las expectativas de expansión este año.

Rapsodia, una tienda de ropa que también se sumó al crecimiento de la industria textil en los últimos años, abrirá más locales en Argentina y México en los próximos meses, pero después prevé un período de calma.

Me parece que es un momento ahora, como está todo, para contemplar, para ver y esperar un poco a ver qué sucede en este país,” dijo Sol Acuña, una de las socias de la firma.

Fuente: http://blog.guiasenior.com

~ por chulavistadigital en 22 mayo 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: