La producción de SEDA en Argentina

Introducción


Historia. La producción de seda se inicia hace más de 5.000 años atrás, en China, país originario del gusano de la seda doméstico (Bombyx mori). En la antigüedad fue un producto muy preciado, siendo considerada “la Fibra de los Dioses”. En la Edad Media, su producción se extendió a Europa, y más tarde, al resto del mundo.

Actualmente, el volumen mundial comerciado es de 70.000 ton, representando el 1% del total de fibras textiles. El principal productor es China. En Latinoamérica, Brasil posee la mayor producción, siendo el quinto productor mundial con 6.000 ton / año.

Argentina, hasta los años 50, tuvo una política de promoción de la sericicultura, con departamentos especiales del INTA y la Secretaria de Agricultura de la Nación, como así también cursos dentro de las principales universidades nacionales. Con la aparición de fibras sintéticas como el nylon se cambia la estrategia productiva y se abandonan los proyectos de investigación, desarrollo y promoción de la actividad. Actualmente, se intenta reflotar a la sericicultura como una alternativa productiva.

La máxima producción Argentina data de los 50, cuando el volumen producido fue aproximadamente de 70.000 Kg. No existen estadísticas concretas de la producción total actual.

Características de la Actividad

La sericicultura presenta algunas características que la convierten en una interesante alternativa productiva para un gran sector de la población rural y urbana:

• Por un lado, a partir de un insumo de muy bajo costo (hojas de morera) es posible obtener un producto de altísimo valor, que se puede utilizar luego de manera artesanal o bien ser utilizado por la industria textil.

• Se plantea como una actividad complementaria, es decir, la persona que produce no debe cambiar su actividad, sino que se transforma en una nueva fuente de ingresos.

• Es una actividad que demanda gran cantidad de mano de obra, lo cual es ideal para nuestra situación nacional. Además, al no requerir grandes esfuerzos físicos lo pueden llevar a cabo mujeres, personas mayores, discapacitados, etc.

• Básicamente es necesario contar con plantas de morera, por lo que puede llevarse a cabo en la mayor parte del territorio nacional, tanto en zonas rurales como suburbanas.

• No requiere de grandes inversiones en infraestructura o equipamiento.

• Es una actividad que se ve potenciada y favorece el trabajo en grupo y cooperativo.

Sistema de Producción

sericultura

En la producción de la seda es posible distinguir tres etapas o componentes. El componente agrícola, donde se cultiva la morera que servirá de alimento al gusano; la etapa pecuaria, donde se alimenta al gusano de seda y se obtiene el capullo; y un tercer componente, el de la transformación (industrial y artesanal), donde a partir del capullo de seda y sus derivados se obtienen productos de seda (hilados, tejidos, prendas, etc).

El gusano de seda utiliza como alimento únicamente la hoja de la morera (Morus alba y Morus nigra). Es por ello que la primer parte de esta introducción se referirá a su cultivo.

Primer Componente. Producción de la Morera.

Requerimientos Agroecológicos.

Longitud Desde los 50º Norte hasta 35º Sur. Climas Tropicales a Templados

Temperatura Desarrollo desde 13º C a 38º C. Rango óptimo de 22º C a 26º C

Luminosidad 9-13 Horas de luz

Precipitaciones de 600 a 2.500 mm/año. Régimen isohigro preferencialmente (lluvias distribuidas durante todo el año)

Suelo. Se desarrolla en gran variedad de suelos, aunque prefiere suelos francos (textura media).

Requiere suelos profundos, de al menos 0.6 m de profundidad, con buen drenaje, ya que la morera no tolera condiciones de anegamiento.

Al seleccionar una morera para comenzar a multiplicar se deben considerar aspectos como la productividad (tasa de crecimiento, cantidad de hojas por rama), calidad de las hojas (% PB), rusticidad de la planta. Existen otros parámetros de mejoramiento, como es el grosor de las hojas (asociado a palatabilidad), pero que pueden no considerarse en un primer acercamiento.

En el caso de que no se cuente con ningún tipo de información sobre estos parámetros, lo ideal es utilizar las plantas ya presentes en la zona, y luego realizar una selección de aquellos que presentaron mejor respuesta.

La morera también se utiliza en otras partes del mundo como una excelente fuente de forraje para ganado.

Situación en nuestro país. La frontera de desarrollo de la misma se encuentra en el Sur de la Provincia de Buenos Aires y La Pampa (Aunque se encuentren ejemplares de morera en las provincias patagónicas, las condiciones climáticas dificultarían el desarrollo del gusano). En una gran proporción del país es posible encontrar a la morera como una especie maleza. A su vez, es una especie vegetal que no presenta grandes problemas de crecimiento ni sanitarios.

Tipo de morera. Si bien en los países productores de seda se utilizan variedades ya tipificadas, en la Republica Argentina solo la Universidad de Tucumán tipificó algunas variedades. Existe un gran componente regional al seleccionar la variedad de morera a implantar, ya que varían las condiciones de suelo, clima, etc. Nuevamente como recomendación es utilizar y seleccionar a partir de plantas que ya se encuentren en la zona.

Manejo. En un primer momento es recomendable, para aquellos que desean iniciarse en esta producción, el comenzar con un pequeño número de gusanos, de manera de familiarizarse con el animal y su forma de producción (El cual al ser un insecto difiere de las producciones más difundidas). Para esta situación inicial de prueba pueden ser suficientes las plantas de morera que se encuentren cercanas.

Sin embargo, si uno desea criar gusanos de seda en una escala mayor, se debe considerar que existen al menos dos sistemas de producción de moreras. Por un lado, el sistema italiano, en el cual se tienen los ejemplares de morera con un desarrollo tal que presentan un aspecto arbóreo. Si bien la productividad por individuo es mayor que en otros sistemas, la producción por superficie es menor (3.333 plantas / ha).

El otro método, muy utilizado en Latinoamérica, presenta densidades de 20.000 plantas/ha, donde las plantas presentan un aspecto arbustivo.

La plantación de morera se realiza mediante estacas. Cuando las plantas toman unos 50 cm de altura se realiza la primer poda, cortando el brote terminal. De esta manera se favorece la aparición de ramas laterales, tomando la planta un aspecto arbustivo. Al primer año, la producción de hojas es de un 35% de su potencial; al 2º año de un 65%, y luego llega a su máximo. Para disponer de hoja de morera durante todo el ciclo, y permitir que esta pueda tener un buen rebrote, es necesario realizar una rotación en la cosecha de hojas.

Segunda Etapa. Cría del Gusano de Seda.

Tipo de Gusano. La especie más utilizada en sericicultura comercial es el gusano de seda doméstico (Bombyx mori), perteneciente al orden de los Lepidópteros, familia Bombicidae. En la naturaleza existen otros gusanos que generan fibras con posibilidad de aprovechamiento, tales como el gusano Tussah, en Medio Oriente; o las mariposas del genero Rosschildia, en nuestro país. Sin embargo, o bien presentan aspectos negativos en su producto (fibras alergénicas en el caso del Tussah), o bien no se conoce aún en detalle su biología, hecho que dificulta su utilización con fines productivos.

Raza. Para clasificar las razas, se consideran su origen geográfico, número de mudas y número de generaciones que el insecto puede tener por año.

Para la producción comercial racional se utilizan Híbridos y Polihíbridos. El uso de razas puras se encuentra restringido solo a mejoramiento genético y obtención de híbrido.

Los gusanos de seda pueden ser monovoltinos (solo producen una generación por año), bivoltinos (dos generaciones en un año) o polivoltinos (varias generaciones por año). En los países tropicales se utilizan los últimos, los cuales presentan un menor rendimiento que los tipos previos.

Ciclo Biológico. Se origina de huevos muy pequeños, donde 5 gramos equivalen a 5.000 larvas. Es posible mantener los huevos o semillas por largo tiempo a bajas temperaturas (heladera). Al comenzar el periodo de brotación de la morera se debe comenzar a incubar a los mismos. El huevo, luego de la incubación (aproximadamente 15 días a 25 º C y 80% HR), da origen a la larva.

El estado larval consta de cinco etapas o edades, separadas por cuatro periodos cortos llamados mudas, en el cual el gusano cambia su piel para aumentar su tamaño. Durante su desarrollo, el gusano aumenta cerca de 8000 veces su tamaño (De 3 mm de longitud a 8 cm). El período larval en condiciones normales, tiene una duración total de 27 – 30 días.

Durante su fase larval el gusano se alimenta constantemente. Al finalizar la 5ª edad abandona la alimentación, evacua el contenido intestinal y comienza a buscar un lugar adecuado para formar su capullo. Al encontrar el sitio adecuado, comienza a emitir sustancia sérica. La emisión de esta baba y la consecuente formación del capullo sérico se completa en el período de 3 a 4 días.

El período de empupe es de aproximadamente 12 a 14 días, pasado el cual emerge del capullo transformada en mariposa. Durante su estadio adulto, realiza la copula y postura de huevos, muriendo a los tres o cuatro días de emergida (no se alimenta en ningún momento).

Fibra. La fibra de seda está compuesta químicamente por sustancias proteicas, básicamente la fibroína y sericina. Está ultima tiene como función principal la protección y cohesión de las fibras para darle estructura al capullo. Al procesar la seda, la sericina se elimina. Este proceso se llama descrude.

El capullo está compuesto por una único filamento de seda, de longitud variable (dependiente de la genética, manejo, etc). Puede variar desde los 600 metros hasta los 2.000 metros. El diámetro promedio del filamento es de 3 deniers (3 gramos/9000 metros de filamento)

Manejo productivo.

Incubación. Las semillas para comenzar la producción pueden tener dos orígenes. Por un lado, pueden provenir del autoabastecimiento (al destinar parte de los capullos en la generación de huevos). Esta elección es poco aconsejable ya que no se realiza ningún tipo de control sobre la posible presencia de enfermedades en los gusanos, y la calidad de los capullos decae de forma muy notable.

La otra vía de obtención de semillas es a través de la compra de semilla certificada, libre de enfermedades; y por lo general, de variedades polihibridas, de alto rendimiento.

Generalmente, la unidad de venta de semillas es el cartón, el cual representa a 20 gr de huevos, y puede abastecer a una unidad productiva, telaino, de 20.000 gusanos. Las condiciones de incubación deben encontrarse entre los 25 a 27º C, con un 80 a 85% de humedad. Con estas condiciones, la eclosión de los gusanos se dará en 12 días.

Infraestructura. La producción no requiere grandes instalaciones, es necesario mantener un espacio suficientemente amplio, ventilado, protegido de la luz directa, con control de temperaturas y humedad. Las temperaturas medias deben ser cercanas a los 25º C (según sea el estadío de desarrollo). No debe haber muchos ruidos que perturben a los gusanos; ni estar cerca de fuentes de contaminación por insecticidas, que producen mortalidades cercanas al total.

La primer actividad consiste en realizar una desinfección (con cal y formol) unos días antes de la eclosión de las larvas. Las primeras etapas se realizan en estanterías (bandejas de cría), de diversos materiales, según sean las posibilidades económicas. A partir de la 3ª. edad, los gusanos se pueden criar en bandejas o bien en galpones con piso de tierra. Para ello, el piso de tierra se espolvorea con cal, actuando esto como una forma de desinfección.

La superficie máxima requerida para 20.000 semillas es de 25 m2 (Una superficie algo mayor al m2 cada mil gusanos). Es posible la utilización de bandejas de cría superpuestas, lo que disminuye el tamaño del local de cría.

Alimentación. La fecha de activación de los gusanos debe coincidir con el brote primaveral de la morera. Luego de incubar los huevos y producirse la eclosión, las larvas se colocan en bandejas confeccionadas con materiales reciclados, libres de productos químicos, que se pueden colocar en estanterías para aprovechar mejor el espacio.

Durante la primera etapa del desarrollo (1ª a 3ª edad) se debe alimentar al gusano con hojas tiernas picadas en tiras, y a partir de la 3ª-4ª edad, ya pueden comer hojas enteras. El ritmo de alimentación es de 4 veces por día (ideal para realizar turnos de alimentación entre los operarios, alimentar cada seis horas aproximadamente).

El consumo por telaino en las primeras etapas es de 2 Kg de hojas aproximadamente. Con cada etapa, el consumo crece cada vez más. Así, en el último estadio, el consumo es voraz, consumiéndose cerca de 400 Kg hojas / telaino en 5 días.

Para su alimentación, el gusano solo consume hojas frescas. Lo aconsejable entonces es realizar dos cortes diarios, almacenando las ramas y hojas para el consumo del día.

Control de temperatura. Para el correcto desarrollo de los gusanos es necesario mantener un régimen de temperatura y humedad constantes. Hasta la tercera edad, la temperatura debe ser cercana a los 27º C, con una humedad que ronde el 80%. Luego, en la 4ª y 5ª edad, es posible mantener una temperatura de 25º C y humedad de 70%.

Sanidad. Las dos grandes enfermedades del gusano son la Pebrina (mal transmitido sexualmente) y el virus de la Poliedrosis Nuclear. Para evitar ambos problemas es aconsejable utilizar huevos certificados. Otros problemas pueden ser ataques de hongos y bacteriosis.

Estos problemas se pueden evitar con una limpieza adecuada y buen control. Al alimentar a los gusanos, se generan gran cantidad de desperdicios (los cuales pueden ser reutilizados como fuente de compost). Estos desperdicios deben retirarse de la cama de cría, actividad que llamamos cambio de cama. El cambio de cama es fundamental para prevenir enfermedades. Se debe evitar también el ingreso de roedores, sapos, hormigas, etc.

Encapullamiento. Al finalizar el 5º estadio larval, se debe construir un bosque artificial para que los gusanos puedan ascender a tejer el capullo. Existen en el mercado bosques artificiales de cartón o plástico, o bien se pueden hacer pruebas con materiales que se encuentren en la zona.

La construcción de los capullos demora entre 3 y 4 días. Una vez finalizado, el gusano realiza su metamorfosis pasando del estado de larva al de crisálida. Esto ocurre durante los 12 y 14 días de haber culminando el tejido del capullo, momento en que emerge la mariposa. Al emerger la mariposa, ésta daña al capullo, por lo que se debe realizar el sofocado previo a su emergencia, Para ello, se deben calentar los capullos, evitando su exposición directa al sol (que degrada a la seda).

Tercer etapa. Transformación.

La primer tarea que se debe realizar es la clasificación de capullos. Esta tarea se debería hacer en el mismo establecimiento. Existen dos grandes categorías de capullos. Los capullos de 1ª (dentro de los cuales existe una subcategoría) se destinan al devanado de filamento continuo.

Los capullos de 2ª, perforados (aquellos en los cuales emergió la mariposa) y la borra son destinados a la elaboración de hilo de seda cortada (tratamiento similar al de la lana). La diferencia de calidad determina variaciones en el precio a pagar al productor.

El productor puede comercializar el capullo seco (Para la industria u otro artesano), o bien realizar el procesado de manera artesanal.

Tal como se dijo anteriormente, según sea la calidad del capullo variará su destino de elaboración. Podemos entonces enumerar brevemente estos dos caminos de procesamiento.

Devanado de Filamento Continuo. Este proceso se realiza con los capullos de 1ª (Con un tamaño mínimo, sin deformaciones ni manchas).

El devanado consiste en sumergir los capullos en agua caliente (80º C, que ablanda y disuelve la sericina). Se capturan las puntas del filamento con un cepillo, se unen varios filamentos para formar un hilo y se realiza así el devanado. De esta manera se obtiene la madeja de seda cruda.

El paso siguiente es el descrude (eliminación parcial de la sericina). Luego se puede realizar el teñido (posterior al descrude), retorcido, etc.

Fibra Cortada. Los capullos de 2ª, perforados y la borra de la seda (residuo de seda que produce el gusano al comenzar a producir su capullo) se procesan de manera similar a la lana. El primer proceso es realizar el descrude, donde se elimina la sericina; luego se abren los capullos; y se obtiene la lana de seda.

Luego se hila con rueca y huso en el caso de los artesanos, o bien se carda, en el caso de la industria. En ambos casos es posible combinar la seda con lana u otra fibra. La hilatura posterior no difiere del realizado con otras fibras animales.

Índices Productivos.

Producción

• 20 Kg morera en rama (18 Kg de hojas) para producir 1 kg de capullo seco

• 1 telaino (20000 gusanos) producen entre 23 y 30 Kg de capullos secos

• Es decir, necesitamos entre 30 y 40 árboles (11 Kg hojas/arbol) para producir 25 Kg capullo seco / telaino.

• A una densidad de 3.333 pl/ha, serían necesarios 120 m2 implantados con morera (12 x 10 mts) para abastecer un telaino. Si mantenemos una densidad de 20.000 pl/ha, necesitaríamos alrededor de 30/40 m2 (La producción por planta con estas densidades es algo menor).

• El rendimiento de la seda cruda es del 30%/40% (1 Kg capullo seco : 200 g seda cruda)

• Por lo que 2-2.4 ton hojas, alimentan entre 3 y 4 telainos, producen entre 100 y 120 Kg de capullos, lo cual corresponde a entre 16 y 24 Kg de seda cruda.

• Si consideramos que el ciclo de producción es de aproximadamente 30/35 días; y tenemos, para la zona templada de Argentina, seis meses de producción de hojas, podemos tener cuatro ciclos de gusanos.

Autor:  Pescio. Revista Base Textil

~ por chulavistadigital en 23 mayo 2009.

2 comentarios to “La producción de SEDA en Argentina”

  1. gracias por pasar y tu comentario que interesante blog tenes me gusta mucho el concepto y sobre todo lo actual y las ideras que das creo que es muy buena iniciativa esto sabes me gusta mucho el diseño y creo k este blog ayuda a quienes nos gustaria saber de este y informarnos de estas grandes ideas y muy bueno tu ideas espero que sigas haci te ira muy bien mil cariños.

  2. Sencillamente exelente este manual para la produccion de la seda. falta que le agregue o incluya la parte de comercializacion del producto.

    un cordial saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: