Courrèges: creó un estilo futurista en 1960 que revolucionó la alta costura inspirado en la generación del 2000

COURRÈGES, André Nació en Pau, Francia en 1923. Inició estudios de ingeniería, pero inmediatamente fue atraído por la moda y decide estudiar diseño y textiles en Paris. Pronto es contratado por el gran Balenciaga, para quien trabajaría por once años, desde 1950 hasta 1961. Quien comenzará como cortador emergió siendo un diseñador y un perfeccionista del arte de sastrería. A mediado de los 60’s su nombre se había establecido y su firma fue sello de la época. Junto a su esposa, quien trabajará con el en Balenciaga, impuso sus ideas.
La revelación y la revolución estuvieron en el primavera de 1964, figuras geométricas, faldas cortas y pantalones. Se crearon para ser el uniforme unisex de una forma de vida de la “era espacial”, esta vestimenta sin embargo era muy sexy.

http://shoescollector.files.wordpress.com/2009/06/numeriser00021.jpg?w=480&h=473

El nuevo estilo de Courrèges dio la vuelta al mundo de la misma manera que el New Look de DIOR, excepto que la de DIOR era muy parecida a una época que ya no existía, la de Courrèges no se parecía nada a los estilos tradicionales. Como lo dijo el “Women’s Wear Daily” él era ” Le Corbusier of the París Couture”. Después de su colección de mini faldas de 1965 fue plagiado alrededor del mundo y como consecuencia le vendió su comercio a L’Oreal y cerró sus puertas a todo excepto a los diseños individuales y exclusivos.
Un año más tarde reabrió con tres marcas en un intento por combatir los plagios: “Prototype”, “Couture Future” y “Hyperbole”, este último era de estilo casual y económico. Para todo hay una temporada y para Courrèges como líder la moda terminó a finales de la década de los 60’s, cuando lo espacial dejo de ser novedad. Aun así su influencia es enorme y continúa a través de los patrones femeninos y masculinos que se venden en las boutiques por todo el mundo. En 1983 el grupo Japonés Itokin, compró el sesenta y cinco por ciento de las acciones de Courrèges a L’Oreal.

Por www.modaweb.com

Courrèges: El regreso de un futurista

por www.enfemenino.com

“Courrèges es la aventura de un visionario, sin el que la libertad y el look de las mujeres no sería seguramente el mismo. También es la historia de un modisto que vuelve a escena, gracias al homenaje que le rinde La Redoute al abrirle las paginas de su catalogo.

Descubre la génesis de este creador mítico, la aventura de su casa de costura, el espíritu de su estilo, su pasión por el diseño y la actualidad de Courrèges.”

Génesis de un visionario
© André Courrèges

Génesis de Courrèges

Nace el 9 de marzo de 1923 en Pau (Francia). André Courrèges se interesa desde pequeño al dibujo, a la pintura, a la arquitectura, a la costura y a la moda. Su padre, mayordomo al servicio de una gran familia de la región, hereda de su patrón unos trajes con acabados ejemplares, y transmite a su hijo el amor por el corte impecable y la perfección.

Apasionado por todo tipo de deportes (pelota vasca, rugby, alpinismo…) el joven André se decide sin embargo por los estudios de ingeniería de canales y puertos. Su formación incluye la arquitectura, una disciplina que influenciará toda su obra.
Una vez que obtiene su diploma de ingeniero, André Courrèges se da cuenta que su atracción por la costura es mucho más fuerte. Llega a Paris al finalizar la guerra, y al pasar por la avenida Montaigne, la calle de la moda por excelencia, toma la decisión de convertirse en un gran modisto.

Durante algunos años, es diseñador en una pequeña casa de costura parisina, pero en 1948, hace un encuentro determinante: Cristobal Balenciaga, un dios de la moda, una de las grandes personalidades de la costura, (leer nuestro artículo).

Dos años más tarde comienza a trabajar para Balenciaga, donde profundiza sus conocimientos y conoce realmente la experiencia del trabajo de la Alta Costura. Aprende las bases de la profesión de modisto y conoce a la que se convertiría en su esposa:  Coqueline, originaria también del suroeste de Francia.

La aventura de la Costura
© Dalmas/Sipa

La explosión de Courrèges en los años 1960

Tras diez años al servicio del maestro Balenciaga, deja la casa de costura y se lanza en solitario con la ayuda de su mentor.

En 1961, la casa Courrèges abre una boutique en Paris, en el número 48 de la avenida Kléber, con tan sólo dos costureras y su esposa Coqueline.

En pleno periodo “yeye”, el país galo concede por primera vez importancia a su juventud. Es el momento de la despreocupación, de la utopía y el futurismo,  es la explosión de Courrèges!

Su estilo, intensamente blanco, transparente y luminoso, teñido de una dimensión espiritual (según el modisto), marca los espíritus y la cultura, a través del mundo. Courrèges aparece en el buen momento.

Yves Saint Laurent declara en 1966: “Las cosas ya no han vuelto a ser lo mismo desde la explosión propuesta por  André Courrèges.”

Foto: Linea prêt-à-porter Courrèges para La Redoute primavera verano 2007




Colores, materias y cortes revolucionarios
© La Redoute – Courrèges

Colores, materias y cortes revolucionarios

André Courrèges imagina la costura de otra forma. Es el primero que se libera de la herencia de la historia de la costura. Con él, se acaban las 6 o 7 pruebas necesarias para la elaboración de un prototipo  de Alta Costura. ¡Los clientes están encantados!
Con el nuevo modisto, predomina el blanco. También utiliza el color plata, el transparente o los colores vivos para acompañar. Elige materias que no comprimen el cuerpo.

Con él, los vestidos se acortan, mostrando la rodilla, al tiempo que esconden la cintura y las caderas, el pantalón se impone para un porte cotidiano. Courrèges es un visionario, sueña con una mujer activa, que trabaja, que conduce. Declara: «  Nos hemos inspirado de la generación del año 2000 ».

Para Courrèges, la ropa debe dejar la mujer libre en todos sus movimientos.

Para Courrèges, la moda ya no es un modelo sino una forma de vivir.
En 1964, su colección “Fille de Lune” (Hija de Luna) se compone de faldas en blanco y plata con formas geométricas, de impermeablas « paracaídas », de botas brillantes en PVC con tacón plano. Courrèges siempre ha preferido los zapatos planos.
Con este tipo de calzado la forma de caminar recuerda los movimientos de danza. El tacón plano obliga al modisto a calcular nuevas proporciones para el cuerpo femenino. Fija la prenda a la altura de los hombros para dejar que se ensanche en forma de trapecio a lo largo del cuerpo.

Para evitar que la silueta se encoja, utiliza los sombreros. La cintura se esconde y sus colecciones enseñan las piernas. ¡Toda una novedad!
Se habla de la « Bomba Courrèges ».

Foto: Courrèges para La Redoute primavera verano 2007.

Courrèges en libertad, un estilo renovado
© 70’s: Courrèges

Courrèges en libertad, un estilo renovado

En 1965, Courrèges moderniza y populariza la mini falda, que aparece en Inglaterra en las colecciones de Mary Quant. Consigue tanto éxito que decide no presentar nada a la prensa entre 1965 y 1966 para evitar problemas de falsificación.

Vuelve en 1967. Sus proporciones se suavizan y elige colores pastel. Las margaritas estilizadas, se imponen como un nuevo código de la casa. Las sandalias “infantiles” llevadas con calcetines altos, sustituyen las botas planas. Los primeros pantalones piratas aparecen con el modisto.

También crea  la combinación “segunda piel”, que todavía se llevan hoy en día bajo las prendas  Courrèges. Siguiendo la actualidad, inventa el famoso eslogan Courrèges “En Liberté” (en libertad) en 1968.

En 1969, la línea “Hipérbole” ve la luz con unos modelos concebidos para las más jóvenes, como complemento de su línea Alta Costura. El desarrollo de la marca a través de conceptos innovadores permite al modisto atraer una clientela diferente alrededor de un mismo estilo.

En 1970, André Courrèges no quiere seguir considerando la costura como un modelo único para una mujer única. La concibe más bien como un prototipo que puede multiplicarse por 10, 100 0 1000 mujeres diferentes. Este concepto permite dar un nuevo auge a las colecciones Costura Futura e Hipérbole.

Durante esos años, André Courrèges desarrolla también las  prendas para hombre.

También es la década del primer perfume Courrèges, Empreinte (1971).

El diseño
© La Redoute – Courrèges

Hacia el arte contemporáneo y el diseño

André Courrèges define los principales colores de su estilo a través de las vibraciones de la luz blanca y pastel.

Según él, “crear es imaginar formas”. Las formas de un universo completamente blanco que despliegan hasta la concepción global del entorno, es decir como otras ramas además de la moda. Courrèges extiende su estilo a otras actividades: salones de arquitectura, gastronomía, mobiliario, cuarto de baño, teléfonos, coches…

Su formación de ingeniero le conduce a crear la compañía Courrèges Design y continúa su reflexión sobre el entorno del ser humano, así como el hábitat contemporáneo. Su arquitectura es traslúcida y luminosa: Ultramoderna. Se alia al mismo tiempo a otros grandes nombres de la industria mundial: Peugeot, Honda, Minolta, Hitachi…

En 1986, Courrèges lanza un amplio programa inmobiliario las “Perspectivas Courrèges”, en Francia, Japón y Brasil.

El mismo año lleva a escena la totalidad de  los modelos de una gran exposición en la Fundación Cartier para el Arte Contemporáneo, con los años sesenta como tema principal y “confia” a Arman sus siete accesorios principales: los guantes blancos, las gafas, las botas, los calcetines, las tijeras, las pajaritas rosas y las gorras de vinilo rojo, para realizar una obra gigante, “Hard and Soft”.

Foto: Ropa de hogar y accesorios Courrèges para La Redoute primavera/verano 2007




Courrèges en libertad, un estilo renovado
© 70’s: Courrèges

Courrèges en libertad, un estilo renovado

En 1965, Courrèges moderniza y populariza la mini falda, que aparece en Inglaterra en las colecciones de Mary Quant. Consigue tanto éxito que decide no presentar nada a la prensa entre 1965 y 1966 para evitar problemas de falsificación.

Vuelve en 1967. Sus proporciones se suavizan y elige colores pastel. Las margaritas estilizadas, se imponen como un nuevo código de la casa. Las sandalias “infantiles” llevadas con calcetines altos, sustituyen las botas planas. Los primeros pantalones piratas aparecen con el modisto.

También crea  la combinación “segunda piel”, que todavía se llevan hoy en día bajo las prendas  Courrèges. Siguiendo la actualidad, inventa el famoso eslogan Courrèges “En Liberté” (en libertad) en 1968.

En 1969, la línea “Hipérbole” ve la luz con unos modelos concebidos para las más jóvenes, como complemento de su línea Alta Costura. El desarrollo de la marca a través de conceptos innovadores permite al modisto atraer una clientela diferente alrededor de un mismo estilo.

En 1970, André Courrèges no quiere seguir considerando la costura como un modelo único para una mujer única. La concibe más bien como un prototipo que puede multiplicarse por 10, 100 0 1000 mujeres diferentes. Este concepto permite dar un nuevo auge a las colecciones Costura Futura e Hipérbole.

Durante esos años, André Courrèges desarrolla también las  prendas para hombre.

También es la década del primer perfume Courrèges, Empreinte (1971).

Proyectos futuristas

Courrèges en la actualidad
© La Redoute – Courrèges

André y Coqueline Courrèges se han convertido en los únicos accionistas de su compañía, libres tanto en el plano del capital como en la creación. En 1994 recuperaron el control de su casa de costura y en 1996 se convirtieron en los propietarios de Courrèges Parfums.

En la actualidad, Coqueline Courrèges lleva las riendas de la empresa. Ha conseguido la interacción de las actividades de moda, arte contemporáneo y diseño. Ha sido distinguida por su nueva versión de su prototipo de automóvil eléctrico “toute blanche!” (1969) convertida en “La Bulle “, y expuesta en el Centro Georges Pompidou de Paris, y la creadora sueña actualmente con un segundo modelo que funcione con hidrógeno.

Trabaja también en colaboración con importantes científicos para elaborar una nueva fibra fundada en la investigación genética. Su sueño: permitir a los seres humanos vestirse gracias a las tecnologías del mañana. Su objetivo: ser el modisto del ADN.

André Courrèges retirado en su “maison blanche” (casa blanca) a las afueras de París, ahora se consagra únicamente a la pintura y la escultura.

En julio de 2001, la boutique acogió una serie de modelos emblemáticos Courrèges en vidrio, arena, aluminio, cemento, plástico, alquitrán, y madera. Conservadas de esta forma, estas obras únicas perdurarán en el tiempo. La boutique Courrèges, situada en el n° 40 rue François 1er en París, agrupa todas las actividades de la marca: costura, perfumes, licencias…

Hoy, gracias a La Redoute, un público más amplio podrá apropiarse del estilo “Couture Future” (Costura Futura). Para esta primavera verano 2007, Courrèges ha firmado una exclusiva con el gigante de la venta a distancia de diez modelos  “Couture Future”, así como una línea para el hogar y accesorios de baño. Al margen de las tendencias, es la ocasión de democratizar su estilo y ofrecer a sus clientes una oportunidad única de descubrir o redescubrir la determinación del modisto por soñar con un nuevo modo de vida.

Foto: Vestido trapecio Courrèges para La Redoute primavera verano 2007

~ por chulavistadigital en 2 julio 2009.

2 comentarios to “Courrèges: creó un estilo futurista en 1960 que revolucionó la alta costura inspirado en la generación del 2000”

  1. Esta buena pagina. pude obtener todo lo q necesitaba, suerte y sigan asi.!

  2. Impresionante!!! un Genio Courreges,,pero busco imagenes para imprimir y no las encuentro…me las mandan???

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: